El último gran problema al que se ha enfrentado Apple antes de acabar el año, la confirmación de que reducía el rendimiento de los dispositivos más antiguos y cuya batería no está en las mejores condiciones, no ha sido bien recibida, ni por los analistas ni por los usuarios, quienes confirmaban así las teorías de las obsolescencia programada, algo que en Apple parecía verse desde muy lejos.

Aunque tarde, Apple ha tratado de recuperarse del golpe, bajando el precio del reemplazo de la baterías hasta 29 euros, por los 89 euros que tenía antes de esta polémica. Este programa que únicamente estará disponible a lo largo de 2018, está disponibles para todos los terminales desde el iPhone 6, incluyendo los terminales que pasen el test de batería que realizan en la App Store.

Al reemplazar las baterías a un coste de 29 euros u confirmando que el rendimiento de los dispositivos, volverá a ser prácticamente el mismo que cuando se compró el dispositivo, muchos son los usuarios que pasarán de largo por la Apple Store y no comprarán un nuevo terminal, alargando así la vida útil del mismo. Según la firma Bloomberg, esto provocará que Apple deje de vender 16 millones de iPhone a lo largo de este año.

En la nota de prensa que Apple colgó en su blog, afirmó que a lo largo de esta año, añadiría una nueva función en iOS, con la que nos ofrecerá información más completa acerca del estado y rendimiento de la batería, lo que nos dará una idea de si el reemplazado de la misma es aconsejable si queremos seguir disfrutando del rendimiento que nos ofrecía el terminal cuando lo compramos.

Como era de esperar, la mayoría de fabricantes de smartphones gestionados por Android, entre los que encontramos a Samsung, LG, HTC y Lenovo, han afirmado por activa  y por pasiva que el rendimiento de sus terminales no se ve perjudicado por el estado de la batería.

El artículo Apple dejará de vender 16 millones de iPhone por el programa de reemplazo de baterías ha sido originalmente publicado en Actualidad iPhone.