El asistente personal Siri está disponible en iOS desde hace algunos años y nació con el objetivo de hacernos la experiencia con nuestros dispositivos más cómoda. Si no lo sabes, Siri te permite realizar algunas acciones con la voz, de tal manera que el aparato responda a lo que le pidas sin la intervención del teclado.

Quizás la experiencia diaria con este asistente, y hablo del usuario estándar, no sea todo lo fructífera que debiera. Observo que normalmente la gente “pasa” de Siri, cuando ciertamente es muy útil. A medida que vas entrenando al dispositivo y este va reconociendo tu voz, puedes hacer cosas muy interesantes. Hay una excepción a mi observación, la que el usuario suele “pasar” de Siri, y no es otra que el banco de pruebas que suponen los niños. A estos les encanta interactuar con el asistente, le hacen preguntas locas y disparatadas. Es algo que también aporta feedback a Apple.

¿Por qué no pruebas a darle uso?

Reconozco que como la mayoría de mortales, al principio usaba Siri en “modo niño”. Le hacía preguntas locas y algunas un tanto estúpidas, ya que es divertido apreciar las respuestas que tiene preparadas. Cuando te cansas de hacer el bobo observas que puedes hacer de Siri un verdadero asistente. Os expongo alguna situación cotidiana, ir por la calle y en una mano llevas la bolsa de la compra o la carpeta del instituto, o llevas de la mano a tu hijo o pareja. Te llega una notificación por mensajería que requiere una respuesta inmediata. Tan fácil como decir “Oye Siri” para activar el asistente y responder. Le pides que le escriba a esa persona y acto seguido, le dictas. Luego te preguntará si quieres editarlo y enviarlo. Y hecho.

¿Quieres que Siri sea útil?

Otra situación cotidiana, buscar un sitio para comer en una ciudad que no conoces. No solo te saca un listado, sino que al elegir el lugar deseado te indica cómo llegar con la aplicación Mapas. O le puedes pedir que conecte el despertador a las 6 para salir a hacer deporte, que se active el Modo Avión o que saque una foto. Las posibilidades son tantas como desees. Incluso le puedes demandar que te lea el correo electrónico. ¿No es esto una maravilla para personas con discapacidad visual? Hace poco salió a la luz un caso sorprendente de la utilidad de Siri. ¿no es acaso algo sorprendente?

Es cierto que Siri no hace milagros, que a veces no te entiende bien y comete errores. Puede que alguna orden no la interprete correctamente o hayas de editar un mensaje con el teclado, pero quizás si incorporásemos más a Siri a nuestras acciones cotidianas, mejor sería la experiencia para el usuario. Resumiendo, el verdadero truco es darle uso y perder el miedo. No desaprovechar esta oportunidad de exprimir al máximo las posibilidades que nos brindan los californianos.

Entra en Applesencia para leer el artículo completo

Puedes unirte a nosotros en Twitter, Facebook o en Google+

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube!

Publicado recientemente en Applesencia