Donald Trump está fuertemente empeñado en dar un titular sobre otro desde que decidió empezar una campaña para presentarse a la presidencia de los Estados Unidos de América. Hoy tocaba también a Apple, y es que él  y sus directores de campaña saben muy bien qué es lo que mueve masas, la polémica y las marcas, así que hay que tirar de repertorio y meter a Apple en el saco para conseguir alguna que otra portada. Durante un discurso en la Universidad de Virginia, el candidato republicano Donald Trump, ha prometido que obligaría a Apple a fabricar su hardware en Estados Unidos en lugar de China.

El señor Donald Trump dejó su discurso de economía nacional para los últimos instantes del mismo, proponiendo incluso subir los impuestos hasta el 35 por ciento a esas empresas que realicen los trabajos en el extranjero a pesar de ser norteamericanas. Curioso cuando replica este tipo de iniciativas a la vez que es el primer adalid del libre comercio que se da actualmente en Estados unidos. Actualmente sólo un producto Apple es construido íntegramente en Estados Unidos, se trata del Mac Pro, en una fábrica de Austin (Texas). El resto de productos se realizan y ensamblan en China, como la mayoría de las empresas multinacionales.

Vamos a forzara a Apple a que manufacture sus malditos equipos en este país en lugar de otros.

La mano de obra barata es el primer incentivo para externalizar estos servicios, lo que está llevando al cierre de muchas de estas fábricas en Estados Unidos. Donald Trump está cosechando buenas encuestas, al contrario de lo que podríamos pensar, así que parece que este discurso cala en gran parte del electorado. Sin embargo, dudo seriamente que haya ninguna figura gubernamental que consiga forzar a Apple a no ser libre de elegir dónde ensambla y fabrica sus productos.

El artículo Donald Trump promete que Apple ensamblará en Estados Unidos ha sido originalmente publicado en Actualidad iPhone.